UNAD celebra festival de las regiones

Con el colorido de los trajes típicos, hermosos escenarios y música folklórica dominicana, los docentes y estudiantes de las distintas zonas del país celebraron el ya muy esperado Festival de las Regiones que coordina la Vicerrectoría de Bienestar Estudiantil (VBE).

La apertura quedó en manos de la Región Sur, cuya comparsa dramatizó una historia de amor titulada: Un día en el Sur: Así se enamora un sureño. El relato que tenía el objetivo de resaltar la superación personal y la búsqueda de estabilidad antes de entrar en el compromiso serio del casamiento, hizo gran despliegue de frases, términos y acciones típicas de la Región Sur, adornadas por canciones que destacan sus bellezas naturales y gran  diversidad. Su protagonista, SurAnGlish, es un “sureño español que vino de nueva yol y habla francés”, se enamora de una chica recatada cuyo padre está muy claro de que su hija no se casa con un “sábana al hombro”. Ambos estudian en la UNAD y finalmente, logran la autorización del padre para casarse. Ana Medina, Leo Corcino  y Mario Frías fueron los responsables de todo este derroche de creatividad que establece el “beso vegetar”

La Región Norte hizo la segunda entrega, rememorando el drama de Romeo y Julieta en una versión jocosa, donde se representaron las vicisitudes de ideales amorosos compartidos entre compañeros. El objetivo de este grupo, encabezado por Rolfin Núñez y Gerson Azcona, era resaltar que aunque la belleza externa es deseada, lo más importante es el interior de la persona. De ese modo, Romeo era un motorista que tenía un cuerpo ñoño, un gran corazón y una cultura poco fina, mientras que Julieta era una chica bien formada, soñadora y refinada, pero ambos se amaban con sinceridad, a pesar de las muchas y para algunos, mejores ofertas.

Luego se presentó la comparsa de La Capital, quienes presentaron un video de las modernidades con las que cuentan (después de los gobiernos de los sureños- jajajaja), y un drama de amor con el propósito de mostrar que las diferencias de origen, ya sea de clase o de región, no son un muro de separación entre las personas. El personaje central fue Palito de Coco, un vendedor callejero que conoce a la hija de una familia pudiente que la tiene estudiando en Unibe, vive en Arroyo Hondo y se divierte con los conciertos de la sinfónica en el Teatro Nacional. Raquel Rodríguez, Neftalí y Gerard Contreras coordinaron a este grupo, con invitación especial de la ingeniera venezolana Lisseth Valencia, docente investigadora del área de física y matemáticas.

La última en participar fue la Región del Este. Esta comparsa, eficientemente dirigida por Ivette Vanderhorst, evocó las aventuras de los falsos viajes en yola que ocurrían en los años 80´cuando montaban un grupo en Miches y los dejaban en Boca Chica diciéndoles que salieran a la carretera a pedir “Ponce” o “Mayagüez. Un michero convence a otro de hacer el viaje para dejar todos sus problemas atrás. El otro ya tenía su plan de ir a la UNAD como becario y con dudas lo deja para irse con él. En el viaje los acompañan un chino, una americana y un español pues, en realidad, es una simple excursión de turistas. A última hora se monta un sanki-panki que no para de hablar en todo el viaje e intenta hablar en inglés  para que la gringa entienda. Al llegar y caer en cuenta de que los han engañado, los muchachos retoman su plan original de ir a la UNAD. El objetivo es destacar que vale la pena tener los pies sobre la tierra y saber invertir los esfuerzos y los dineros en las cosas positivas que garantizan la superación, dentro de lo legal.

Destacan en la presentación los percusionistas del Cibao y del Este y los slogan de los sureños (Tituá, Wao qué movie) que estuvieron para animar las participaciones.

Las expectativas culturales miran ahora hacia la posada navideña, el último evento social de la UNAD en el año.

VER TODAS LAS FOTOS

IMG_6570