slider1

El crecimiento y desarrollo de la UNAD ha sido posible gracias a la visión de la comunidad adventista.

La Universidad Adventista Dominicana ubica su sede en Villa Sonador, Provincia Monseñor Nouel, en el corazón de la República Dominicana. Pertenece a las 43 instituciones de educación superior del país y a la red de 113 universidades adventistas del mundo. Desde su apertura en 1976, la UNAD se ha dedicado a la búsqueda de soluciones a los grandes desafíos del hoy y del mañana, a fin de preparar a los estudiantes para el liderazgo en un mundo complejo y demandante.

La Universidad Adventista Dominicana tiene su origen en el Colegio Adventista Dominicano, fundado en 1947, el cual funcionó hasta el 1976 en la Zona de Herrera, Distrito Nacional. Al ser declarados los terrenos del Colegio, por parte del Estado, como parque industrial, la Iglesia Adventista adquirió la hacienda (Bethel) del Dr. Abel González, localizada en Sonador, Piedra blanca, provincia Monseñor Nouel. Este es su actual lugar de funcionamiento a partir del año 1976.

El crecimiento y desarrollo de la UNAD ha sido posible gracias a la visión de la comunidad adventista, que sustenta que la educación y redención tienen como propósito la restauración de la imagen de Dios en el hombre. La universidad corresponde a ese esfuerzo, de ahí que intente satisfacer los requerimientos de la sociedad a la cual sirve , formando los profesionales capaces de contribuir para el desarrollo del hombre y su ambiente.

Misión

La Universidad Adventista Dominicana es una institución que forma y especializa profesionales competentes e innovadores, con principios y valores cristianos, capaces de realizar un servicio de calidad para Dios, la patria y el mundo.

Visión

“Ser una institución de excelencia en la formación en valores cristianos y calidad educativa”.

Estrategia

La Universidad Adventista Dominicana persigue llegar a ser, para el año 2013, una de las principales universidades dominicanas con proyección hacia el Caribe y Latinoamérica, por el impacto de sus egresados, gestión del conocimiento, integración armoniosa entre sus actores, autosostenibilidad, oferta pertinente de servicios, facilidades e infraestructura, vinculación social y empresarial, y, promoción de valores cristianos. Con esa plataforma, la visión es lograr una matrícula de 4,000 estudiantes a través de:
  • La ampliación de la oferta de posgrado con nuevos programas de maestría y la incursión en el nivel de doctorado.
  • La apertura de nuevas facultades con nuevas carreras, como son, la Facultad de Ciencias de la Salud y la Facultad de Ciencias Jurídicas.
  • La diversificación de las modalidades de enseñanza, con la modalidad semi-presencial y la educación virtual.
  • El desarrollo de las aulas encuentro en extensiones de la UNAD. • La disponibilidad de transporte hacia los recintos de la UNAD.
  • La implementación de programas de reclutamiento hacia la comunidad adventista y no adventista, nacional e internacional.

Filosofía

La Universidad Adventista Dominicana sustenta que: Todo verdadero conocimiento tiene su origen en Dios y abarca la esfera del saber de uno mismo y de la sociedad en que vive. El ser humano es racional, sociable y creativo, formado a la imagen de Dios, dotado de individualidad y con la facultad de pensar y desarrollarse. El proceso educativo prepara al individuo para cumplir su misión en la vida, para el servicio a la humanidad y glorificación del Creador. Este proceso fomenta el desarrollo de las destrezas de pensamiento para fortalecer la creatividad y el uso de las facultades intelectuales.

Nuestra Afiliación

La Universidad Adventista Dominicana está afiliada a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, una comunidad cristiana en todo el mundo que ejecuta uno de los mayores sistemas escolares protestantes del mundo.El colegio es operado y subvencionado por la división regional de la Iglesia Adventista, la Unión Dominicana.

La Denominación Adventista y Fe

La Iglesia Adventista del Séptimo Día es una denominación cristiana protestante con la característica distintiva de observar el sábado como día de reposo. Además de operar a vastos sistemas de escuelas, colegios y universidades de todo el mundo, la Iglesia Adventista opera una agencia independiente de ayuda humanitaria, editoriales, y un sistema de prestación de asistencia sanitaria de clínicas y hospitales en todo el mundo. Adventismo tiene sus raíces en el movimiento Millerita a mediados de los años 1800 y cuenta entre sus fundadores Ellen G. White, una escritora prolífica cuya obra sigue siendo influyente en la iglesia.La Iglesia Adventista también hace hincapié en la dieta, la salud, y la libertad religiosa. Hoy en día, la Iglesia Adventista del mundo está gobernado por una Conferencia General, con regiones más pequeñas administradas por divisiones, conferencias, uniones, asociaciones y misiones.

La Comunidad Sabática

A partir de la puesta del sol del atardecer de viernes a sábado, la comunidad de la UNAD observa el sábado como un día de adoración, comunión, y el rejuvenecimiento. La universidad invita a todos los estudiantes, visitantes y empleados para ayudar a crear un ambiente espiritual especial en el campus. La mayoría de las oficinas están cerradas por el día, como son las oficinas centrales, la planta de agua, y la lavandería. Una gran cantidad de servicios y programas especiales se ofrecen cada sábado, a partir de los servicios de adoración a gran escala en la Iglesia UNAD para reuniones de grupos pequeños de discusión, la oración y la comunión. Muchos estudiantes, profesores, personal y miembros de la comunidad también utilizar el tiempo de reposo para hacer uso de los extensos senderos en la hermosa UNAD, hectáreas sin desarrollar.
Fe
Demostramos confianza plena en Dios, aunque no lo podamos ver en medio de la bonanza y las adversidades de la vida.
Excelencia
Nuestro compromiso y práctica responsable, se evidencia en el cumplimiento de las funciones con altos niveles de calidad.
Integridad
Somos coherentes con la identidad cristiana, responsables en el cumplimiento de nuestras funciones, leales a nuestra institución y a sus principios.
Servicio
Realizamos a favor de nuestro prójimo un trabajo esmerado sin esperar nada a cambio y sin hacer distinción de personas.