III Seminario Internacional de Psicología

La escuela de Psicología de la Facultad de Ciencias de la Salud (Facisa) de la UNAD dio un espaldarazo a la promoción del valor de la Excelencia al celebrar su III Seminario Internacional de Psicología con el tema: Depresión, flagelo mundial: Un abordaje Neurobiosicológico, con la asistencia de más de 600 estudiantes y docentes del área.

El acto de apertura estuvo marcado por la filosofía UNAD con la presentación de su misión, visión y valores, hablados y cantados en su Himno Estratégico, así como en la reflexión devocional por el Dr. Ángel Guzmán, Decano de la Facultad de Teología. Esta sección estuvo  a cargo de la Administración de la UNAD con presencia en el podio de invitados especiales de instituciones involucradas en salud mental, como son, la Dra. Rita Desangles, directora provincial de salud para Monseñor Nouel, el Lic. Milton Cornielle, presidente del  Colegio Dominicano de Psicólogos (CODOPSI) y el Dr. Ángel Almánzar, por el Ministerio de Salud Pública.

La temática que se desarrolló con alta calidad científica y se apoyó en la ejemplificación de casos, inició con la ponencia del Dr. Ángel Almánzar, psiquiatra y Decano de Salud en la Universidad Católica de Santo Domingo, quien planteó la problemática mundial y nacional, junto a las políticas oficiales. Definió a la Depresión como una falta de interés de la persona que afecta todas sus dimensiones e indicó estadísticamente su incremento progresivo, así como su alta comorbilidad con otros trastornos y su estrecha relación con el suicidio.

A seguidas, el Doctorando Carlos Moroni, de la Universidad de Montemorelos, analizó las implicaciones del abordaje terapéutico. Estableció las pautas del diagnóstico diferencial entre la depresión típica y la cada vez más creciente presencia de la depresión atípica que suele solaparse en altibajos de la vida. Partió de la terapia cognitivo conductual de Beck para centrarse en la terapia interpersonal guiada por la práctica basada en la evidencia y destacar la importancia de un interés genuino por la persona y la familia, y una atención desde sus propias creencias. Demostró, basado en investigaciones realizadas, que las personas que viven confiados en Dios tienen más rápida y mayor respuesta a la recuperación y a la rehabilitación social, a la vez que muestran mucho menor propensión a ideas suicidas.

La intervención del Doctorando Jorge Acosta, psicólogo clínico y educativo egresado de la UNAD y Director del Bet-el Counseling Services de Pensilvania, trajo una perspectiva interesante de la depresión en el marco del fenómeno migratorio, donde puntualizó diferencias culturales de familia entre los latinos que favorecen el desarrollo y sostenimiento de relaciones interpersonales más ricas que inician con el apego del niño al nacer y ser cuidado por sus padres. Pero, de igual forma, la soledad del inmigrante requiere ser atendida para prevenir y disminuir los cuadros depresivos.

Los psicólogos educativos recibieron una orientación asertiva del Dr. Ángel Villarini, de la Universidad de Puerto Rico. Éste explicó el efecto de trabajar la cognición con intencionalidad, tanto en lo formativo como en lo intelectual. Señaló que desde la Organización para el Fomento del Desarrollo (OFDP) que él preside, promueven una docencia basada en competencias del saber, del ser y del hacer que ayuda a la persona a desarrollar su facultad de pensamiento, incluida su capacidad para relaciones positivas sanas, para lo cual trabajan la trascendencia del ser, aprovechando su fe en Dios y en la patria o el humanismo.

A partir de estos planteamientos, se abrió un foro de preguntas del público y respuestas de los especialistas. La puntualización más importante de este rico análisis multifactorial basado en la evidencia científica y la experiencia de los expertos, es que la depresión se previene y se atiende trabajando la cognición desde un nivel personal con interés genuino en la situación del paciente y respeto a sus creencias, lo cual tiene mucho más resultado si esas creencias se apoyan en Dios.

Al cierre del acto, la UNAD firmó un convenio marco con la OFDP para actividades de educación continua, y, al mismo tiempo, un convenio específico para la realización de un Diplomado Internacional en Enseñanza y Evaluación de Competencias (mayo-agosto), la 16ava Conferencia Internacional de Educación y Pensamiento y el I Congreso Internacional de Pedagogía de la UNAD (4-6 de noviembre).